Publicado el
Archivado en Compromiso social, Corporativo, Noticias, Noticias FGV, Noticias TRAM.

  • Esta iniciativa se enmarca dentro de las medidas incluidas en el Plan de Accesibilidad Universal que está elaborando la empresa.
  • Las puertas quedan diferenciadas en rojo del resto de la unidad, por lo que se facilita su identificación para acceder al vehículo

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) señalizará las puertas de acceso a las unidades de metro que circulan en su red de Metrovalencia y tranvías de TRAM d’Alacant que están habilitadas para personas de movilidad reducida, con el objetivo mejorar las condiciones de accesibilidad de estos colectivos y facilitar su identificación por las personas con discapacidad visual. La señalización se realizará tanto en el interior como en el exterior, en este último caso en los colores corporativos de las dos explotaciones (rojo y naranja, respectivamente).

Se trata de una iniciativa que desarrolla FGV como parte del Plan de Accesibilidad que está elaborando y que se aplicará por fases, ya que el parque móvil de unidades de metro que circulan en València y su área metropolitana es de 62 trenes. En esta primera fase se realizará la señalización de 4 unidades en Metrovalencia y 3 en TRAM d’Alacant, que servirá para valorar su impacto y aplicar las conclusiones y correcciones al resto de vehículos.

Para la señalización de las puertas se utilizan vinilos con unas características específicas para garantizar su finalidad, durabilidad y seguridad. FGV ya cuenta en Metrovalencia con las 25 unidades de tranvía de la serie 3.800, recientemente renovadas, con esta identificación.

El Plan de Accesibilidad Universal de FGV forma parte de las medidas impulsadas por la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, que dirige María José Salvador, para mejorar la atención y el servicio que se presta desde FGV a los usuarios de Metrovalencia y TRAM d’Alacant.

El futuro plan que cuenta con las aportaciones de entre otras entidades como la ONCE y CERMI se basará en los principios de autonomía, igualdad, seguridad y comodidad para el cliente. Con la idea de tener uno de los planes de accesibilidad en materia de transporte más moderno, avanzado y participativo.

Junto con este estudio, FGV va a emprender una serie de acciones desde la Dirección de Clientes y Accesibilidad para mejorar las condiciones de la red. Entre las medidas propuestas se ha incluido la elaboración de una encuesta específica de valoración, que también contará con las aportaciones de los clientes y entidades representativas de estos colectivos.

A su vez FGV desarrollará un prototipo de estación y tren con “accesibilidad perfecta”, realizará un análisis comparativo con otras explotaciones ferroviarias y elaborará un plan específico de formación para los trabajadores de la empresa.

Condiciones de accesibilidad de los trenes de Metrovalencia

Las unidades de metro de la serie 4.300 de Metrovalencia están adaptadas al Real Decreto 1544/2007, de 23 de noviembre, por el que se regulan las condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación para el acceso y utilización de los modos de transportes para personas con discapacidad.

Para cumplir con el Real Decreto, las unidades cuentan con una zona PMR con apoyo lumbar, para cabeza y espalda, las puertas de algunas de estas unidades se han pintado exteriormente de blanco e interiormente de color pistacho para facilitar su localización y están provistas de un dispositivo antiaprisonamiento.

Además, en las puertas de acceso a los viajeros, se ha montado un piloto exterior de localización de la puerta accesible para las personas con discapacidad sensorial, un piloto exterior y otro interior indicativos de apertura y cierre de la puerta para personas con deficiencia auditiva y un dispositivo sonoro indicativo de apertura y cierre de puertas para personas con deficiencia visual.

Los metros también poseen el símbolo SIA (Símbolo Internacional de Accesibilidad) en el interior y exterior de las puertas accesibles, así como en el frontal de la unidad, se ha instalado una franja amarilla en el suelo en la zona del borde de la puerta y se han sustituido los actuales pulsadores de “Parada solicitada” por otros de mayor tamaño que se accionan con la palma de la mano, conforme al dictado del referido Real Decreto.

Por otro lado, se ha modificado el software de megafonía de tal forma que todos los anuncios acústicos (avisos de paradas, informativos o de seguridad) se puedan leer a su vez en los teleindicadores interiores para que les llegue la información tanto a deficientes auditivos como a los visuales.